Tratamiento y reducción de cicatrices

Scar reduction

Las cicatrices pueden afectar considerablemente la percepción de belleza de una persona. El daño emocional a menudo puede ser peor que el daño real, puesto que la persona afectada recuerda qué aspecto tenía antes.

Las cicatrices no sólo tienen un impacto visual, ya que su endurecimiento y los cambios adversos en el tejido también pueden afectar a la movilidad.

Aunque normalmente las cicatrices no desaparecen por completo, se puede reducir su apariencia a través de unos cuidados específicos. El tratamiento suele empezar una vez ha finalizado el proceso de curación de la herida, cuando la reparación fundamental en la piel ha tenido lugar. Si bien se recomienda empezar pronto, las cicatrices más viejas también se pueden reducir con tratamientos.

Los tres elementos básicos en el cuidado de cicatrices son los siguientes:

  • Protección
  • Hidratación
  • Masaje

Se recomienda seguir un tratamiento con paciencia y regularidad. Emplear un poquito de tiempo al día es lo ideal, pero pueden pasar semanas hasta que se hagan visibles los signos del éxito.

Proteger la cicatriz

Al proteger la piel, la herida puede cicatrizar sin estorbos. El peligro clave a evitar es el sol, puesto que las radiaciones UV pueden causar decoloración en el tejido nuevo.

Usa protector solar o cubre la cicatriz con ropa o apósitos quirúrgicos. Evita la fricción o presión con cualquier tipo de prenda, para evitar un daño mayor. La higiene también es importante, así que tienes que lavarte con regularidad para evitar que la cicatriz se infecte.

Hidratar la cicatriz

Tomarse un tiempo para hidratar la piel puede contribuir enormemente a la curación de una cicatriz. Trata la cicatriz al menos dos veces al día con un hidratante profundo. Puedes usar un hidratante normal, aunque también hay disponibles cremas y geles especiales para cicatrices, y que contienen ingredientes adicionales, como extracto de cebolla, que hace que el tejido sea más elástico.

Se recomienda aplicar cualquier loción por la noche, antes de acostarse, y de cubrir con una venda, particularmente para las cicatrices más viejas. Ten cuidado de no cubrir la piel con nada que la pueda irritar. Una gasa especial para cicatrices puede ser muy efectiva, particularmente para cicatrices con bordes dentados. Crea un entorno favorable para la piel en la zona afectada, para evitar que se seque.

Masajear la cicatriz

Antes de aplicar cualquier producto de cuidado para la piel, tendrías que masajear la cicatriz con suavidad durante unos minutos. Hazlo delicadamente, con cuidado de no abrir la cicatriz. Presta atención a lo que siente tu cuerpo: el masaje no tendría que dolerte ni irritarte la piel. Una cicatriz reciente puede tardar hasta veinticuatro meses en madurar, y durante ese tiempo es posible sentir aún cómo está sanando.

Cirugías para tratar las cicatrices

Otra opción es la de someterse a cirugías de revisión o reducción de cicatrices. Estos son algunos de los tratamientos:

Tratamiento de esteroides: se inyectan esteroides en el tejido de la cicatriz.

Rejuvenecimiento de la piel con láser: tratamiento láser usado a menudo para tratar cicatrices de acné o piel con hoyos. El calor del láser reduce la capa superior de la piel, animando al crecimiento de piel nueva y de mejor aspecto.

Escisión quirúrgica de cicatriz: cirugía para reducir o alterar el tamaño de la cicatriz.