Tratamiento antiedad Frotox

Botox™ existe desde hace años y se ha establecido como un tratamiento antienvejecimiento usado por los famosos y por «gente común» como nosotros. Pese a considerarse seguro, muchas personas no desean insertarse la toxina botulínica purificada en el rostro.

Ahora, un nuevo tratamiento antienvejecimiento está causando sensación: Frotox. Este tratamiento sin toxinas, Crioneuromodulación, también se conoce como Coldtox, pero Frotox parece ser su denominación más común. En la actualidad, se está sometiendo a ensayos en los EE. UU. y Europa, aunque se espera que esté disponible en otros lugares. Los países de Asia y América del Sur también están estudiando la legalización del procedimiento.

El gran atractivo de este nuevo enfoque es la ausencia de tóxicos. Promete ser una manera más segura de eliminar las arrugas. Un experto en Londres, el Dr. Alexandrides, nos cuenta que:

«Si nos enfriamos mucho, las manos pueden entumecerse y puede costarnos mover los dedos. Este es el efecto del frío sobre los nervios. Ahora estamos utilizando este efecto de una manera muy concreta en un nervio concreto, que controla los músculos que causan arrugas en la frente y el entrecejo. Un golpe de frío intenso hace «hibernar» al nervio hasta cuatro meses, por lo que los músculos se relajan y las arrugas desaparecen».

Este nuevo tratamiento promete algo más que capacidad antienvejecimiento. Emplear frío para desactivar temporalmente los nervios ya es una técnica que ayuda a las personas en el dolor crónico. El nuevo tratamiento Frotox ofrece a los médicos otra arma contra el dolor. El nuevo dispositivo que proporciona Frotox, desarrollado por MyoScience Inc, es pequeño y potente, y se espera que sea utilizado en los hospitales, así como por los cirujanos cosméticos y plásticos.

El dispositivo Frotox tiene un tamaño similar a un bolígrafo grande. Durante el tratamiento de la frente, se aplica anestesia local. El dispositivo inserta pequeñas puntas como de aguja en la piel. Entonces, se emite una ráfaga de frío glacial durante 30 segundos en los nervios faciales. Froxtox se aplica en unos 10 minutos y no produce dolor, más bien una sensación de presión sobre la piel.

Si este nuevo tratamiento funciona, será mucho más eficaz que las cremas antienvejecimiento. Hasta la fecha, las pruebas corroboran este hecho, pero los efectos solo duran unos meses. Botox también dura solo unos meses. También causa los mismos efectos secundarios que el Botox™, como dolores de cabeza y malestar.

La buena noticia es que Frotox no es tóxico. Frotox ofrece además otra ventaja frente a Botox™. Botox™ tarda unos días en empezar a actuar, mientras que Frotox es instantáneo.

Los testimonios que he escuchado de los pacientes en los ensayos son impresionantes. Visité una clínica que seguía la pista al nuevo tratamiento y sus pacientes estaban muy contentos con los resultados. El dispositivo nuevo requerirá conocimientos de uso, por lo que será necesario acudir a un cirujano plástico cosmético especialista en Frotox. Se espera tenga un coste similar al Botox. ¡Comience ahora a ahorrar!